viernes, 16 de noviembre de 2007

Meteora, y paga luego.

Desde el centro informativo de mi piso, con mi ordenador fuera de plano (estropeado), no puedo dejaros sin informar y he de comunicar lo que fue y ha sido este último viaje. ¿Donde? ¿Cómo que donde? A Meteora. ¿Y eso dónde está? Pues lejos. ¿Cómo de lejos? Ufff o más.

Meteora es una ciudad, bueno no, es un conjunto de monasteriso construidos sobre rocas gigantes, resultados de una erosíón de cientos e incluso miles de años de manos de Eolo. Para llegar allí cogemos la carretera E-75, digamos que es la mejor de Grecia, y nos desviamos en Lamia para Kalampaka (pronunciado Kalambaka).

Una vez llegado allí, si llegas con tiempo, puedes visitar los monasterios, los cuales cierra a las 3 o 4 de la tarde. Los más grandes son los de Great Meteoro y Varlaamm, pero si no llegas con tiempo, siempre puedes calentarte al calor de la chimenea del hostal KOKA-ROKA. Y beber un poquito de ron velero, famoso en el mundo entero, para entonarte (advertencia: dosis excesivas de ron velero pueden causar serios traumas por chispamiento, e incluso actitudes poco comprensivles por el razocineo humano).

El día después de la noche, "escapamos" de los hostales y fuimos a ver los monasterios. Solo vimos uno, pero dicen que visto uno visto todos, o eso lo dijimos nosotros, no se. El resumen de este magnífico y maravillososo viaje están en el siguiente video, el cual incluye las mejores imagenes obtenidas por nuestras cámaras ( recordar que es una cámara de fotos y no un juego de magía borras, de forma que salimos como salimos, no hay más).

Disfrutad del video tanto como yo he disfrutado del viaje... si podeís.

Saludos

No hay comentarios: